lunes, 10 de noviembre de 2008

Falsa alarma


La preciosa ciudad medieval de Dubrovnik nos mostró esta estampa mientras recorriamos la muralla que la rodea asomada a las aguas del mar Egeo. Las nubes avanzaban como un silencioso ejercito, lento pero sin descanso, y su color oscurecía como los peores días de asedio de la no tan lejana guerra que la destruyó por completo.

Las nubes y los ejercitos pasan; y al igual que el cielo vuelve a verse azul, la ciudad reconstruida renace de sus ruinas y florece mostrando su esplendor.

4 comentarios:

Eneko dijo...

Mola. La foto parece estar tomada desde una cierta altura. ¿Esta hecha desde el barco?

Anónimo dijo...

No recuerdo bien porque no fui yo quien hizo la foto, pero creo que esta hecha desde la muralla. Que lo confirme el artista.

Bueno que no puedo pensar más de tres frases en castellano, que sino tengo castigo...

Beno, laster ikusiko dugu, agur!!!

LA VERO

ganesh dijo...

ey beronika! euchi gogor!

vito dijo...

En efecto. mi esposa tiene razón. está hecha desde la muralla.
me alegro que te guste