martes, 9 de septiembre de 2008

Crónica del ARF08: Viernes

Nos volvemos a encontrar en uno de esos momentos agridulces que tienen los festivales. Contentos por haber disfrutado de él pero al mismo tiempo tristes porque se ha acabado y queda un año para el siguiente. Intentaremos entretener la espera con algún que otro concierto en los próximos meses.A lo que vamos. El festival de este año me ha dejado bastante contento. He disfrutado mucho de los grupos que ya conocía y he realizado grandes descubrimientos. Vamos por partes, como dijo Jack el Destripador...
Llegamos al festi el Viernes (el jueves no pudo ser por diversos motivos), justo cuando Hanoi Rocks terminaban su actuación. Enseguida nos metimos en harina con Blue Cheer, a los que no acabe de pillar el tranquillo. Demasiado densos, aunque el sonido en la carpa tampoco ayudaba mucho.



Enseguida cambiamos de escenario para ver a los Sonics, con más curiosidad que entrega. Viejunos garageros de los 70, pero con garra, tocaron todos sus clásicos. Gran concierto para calentar motores.
El siguiente en tocar sería Danko Jones, pero a este le sacrificamos en aras de una buena alimentación. Debíamos coger fuerzas para lo que se nos avecinaba.

De Ray Davies que decir. Un figura. Un placer volver a escuchar grandes temas de los Kinks y algunos de sus temas nuevos. Le puso muchas ganas, correteando incluso por el escenario. "Sunny Afternoon" (video), "Lola" o "All Day And All Of The Night" fueron desfilando en un concierto con altibajos pero divertido.

Y después llego el apoteosis. Delante de un fondo amarillo con dos grandes cosechadoras, los Sex Pistols con Johnny Rotten a la cabeza, provocando constantemente al personal. Arrancaron con "Pretty Vacant" y se desato la histeria. Empujones a diestro y siniestro. Katxis volando por los aires, jovencitas en volandas sobre un mar de brazos, la locura. En un momento dado un teléfono móvil impacto en el rostro de Johnny y este detuvo el concierto ("cunt! cunt! cunt!"). Ya temiamos lo peor. Sin embargo, tras una retahíla de insultos que probablemente yo no conocía ni en castellano, continuaron con el show. Hicieron un repaso sobre todo al "Never Mind The Bollocks" y un concierto largo. Quizás demasiado largo.

Poco antes del último bis de los Pistols fuimos tomando posiciones en la carpa para ver a los que, sin duda alguna, han sido unos de los grandes descubrimientos (para mi) de este festival: Blind Melon. Rock sureño del bueno, supieron combinar temas intensos con baladas emocionantes y conectaron con el público enseguida. Un gran concierto en sonido y actitud. Me lo apunto. Vídeo de uno de sus temas.

Y por último para el viernes, los Quireboys. A estos los teníamos ya fichados desde hacia muuuchos años y fue un gran cierre de jornada. Rock and Roll de toda la vida. Del que no se ve afectado por el paso de los años. Y han pasado unos cuantos aunque parezca que fue ayer.

Para terminar, Anti-karaoke pero no habíamos bebido lo suficiente como para hacer ver al público que suplíamos nuestras deficiencias vocales con nuestro imponente físico. Lo dejamos para otra ocasión. A eso de las 6:00 conseguí arrastrar a Javier a regañadientes al taxi, que al día siguiente había más...

2 comentarios:

Lucky dijo...

Si no me llegas a engañar para el taxi salgo a cantar al AK.

Eneko dijo...

Si no te llego a engañar te vas de gira con los Sex Pistols...
Eso, o te haces amigo del gordi.