sábado, 2 de febrero de 2008

10 consejos para calmar el llanto de un bebé


Estas dos últimas noches han sido de las más largas de mi vida. Estamos encantados de poder estar por fin con Eleder en casa, pero... parece que él no esta tan contento. No había visto (y oído) llorar a un bebé durante tanto tiempo seguido, y mucho menos al mío.

Ante tal tesitura, y viendo que esta noche se presenta de forma parecida, he buscado en internet algún que otro recurso que pueda servirnos para calmar a Eleder.

En el blog Bebés y más he encontrado unos consejos que sugiere la experta estadounidense Debra Holtzman para calmar al bebé en pleno ataque de llanto. Por supuesto, después de descartar si tiene alguna necesidad básica como hambre, el pañal sucio o algún dolor.

Según la autora del libro The Safe Baby: A do it yourself Guide to home Safety, los padres debemos saber que el bebé no llora para molestar ni irritarnos y tenemos que permanecer calmados nosotros para que ellos también se calmen.

Aquí, su lista de consejos:

1. Sacarlo a pasear en coche o a dar un paseo por el parque en su cochecito.
En Invierno, a las 4 de la mañana?!!!
2. Aspira su habitación. El sonido del aspirador le calmará y su habitación nunca estará tan limpia.
A las 5 de la mañana?!!! Mmmm, eso no lo descarto para hoy...
3. Si el bebé aún es pequeño, paséalo en una mochila portabebés.
Hecho. Uf, ni se la de kilómetros que he hecho en el pasillo.
4. Pon música, cógelo en brazos y bailen juntos su música preferida.
¿Tendrá música preferida con 8 días? Lo intentaré... aunque nunca se me dió bien bailar.
5. Cógelo en brazos y cántale un canción.
Si anoche me ve la Sgae, me saca las entretelas. Pasé por todos los estilos...
6. Balancéalo en una mecedora.
Vale, solo funciona 10 minutos.
7. Ofrécele un chupete. Si está cortando los dientes ofrécele un mordedor frío.
Todavía es pronto para eso.
8. Envuelve al bebé en su manta favorita y cógelo en brazos.
Brazos? Ah, sí. Eso que me cuelga del tronco. Ya no los siento.
9. Acuesta al bebé boca abajo sobre tu regazo y frótale la espalda.
Hecho. Funciona solo 3 minutos.
10. Acuesta al bebé boca arriba en su cuna y déjalo en su habitación. Vuelve cada 10 minutos para asegurarte que está bien.
Hecho. Si llora es que está bien? Entonces está muy bien.

Son las 21:30 de la noche y en estos momentos se encuentra plácidamente dormido. ¿Será la calma que precede a la tempestad? Os iré contando...

Por cierto, padres que leéis este blog, ¿algún otro consejo? Todo se agradece.

3 comentarios:

Pinky dijo...

¿Habeis barajado la posibilidad de enviarle a un campamento de invierno?

Eneko dijo...

Confirmado. A partir de las tres de la mañana creo que no ha dormido nadie en todo el bloque. Agotador.

ganesh dijo...

t-e-t-a